Una vieja polaroid

escanear0027

Nunca le habían gustado Dire Straits; pero esa mañana al escuchar You and Your Friend pensó que esa canción no estaba mal, que le recordaba otros tiempos que no eran los de ahora. Rió sin ganas, asomado al espejo y reconociendo esa mirada que le observaba desde el otro lado de la realidad. Balanceó el cuerpo de un lado a otro, acompañado por el reflejo de sus propios movimientos, acompasados al ritmo de la música. Y así, balanceándose, terminó por comprender que su reflejo no era él, que las mañanas eran la prolongación de los sueños inconclusos de la noche. Retrató su sombra con una vieja polaroid y después de un par de minutos clavó la fotografía, con una chincheta, en un hueco de la pared de la habitación, junto a otras sombras que también le pertenecían.

Anuncios

7 comentarios en “Una vieja polaroid

  1. Al final a todos nos queda poco más que sombras en la pared, la única diferencia es en que momento nos damos cuenta. Ah, y también, que mientras haya sombras, algo queda. Un beso Capitán, Oh, mi capitán…

  2. Muy descriptivo tu relato, te felicito por ello.Me gusta.
    Gracias por compartirlo.
    Un beso.

    P.d.A mi si me gustan Dire Straits.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s