Noche de San Juan

Sufriendo una año más la noche de San Juan, a toda esa gente llenando la playa, con montones de madera para quemar en grandes hogueras que subirán unos cuantos grados la temperatura de la noche, de esta maldita noche que se repite cada año, invariablemente. Dentro de poco empezarán a actuar los grupos musicales que este año han sido invitados a tocar en el escenario que han montado en el paseo marítimo y con ellos llegará el ruido. Una furiosa mezcla de ritmo y contaminación acústica inundará todos los rincones de este pequeño pueblo, cada día más insoportable y más invadido por la fauna más variada de todo tipo de impresentables. Y yo permaneceré en mi casa, escribiendo líneas como ésta en la pantalla del ordenador, sin saber si no sería mejor dejar de apretar tanta tecla, ponerme los pantalones y salir a patear el ambiente festivo y hasta quizá hacer fotografías de todas esas personas siguiendo una antigua tradición de purificación a través del fuego y del sexo, del agua y del alcohol, de la luna y de las drogas, del amor y de la desesperación; aunque después todo acabe resumiéndose en intentar follarse a algo o alguien. Unos lo consiguen y otros no. Hay purificación o no la hay. Unos follan y otros se tienen que contentar con cascársela, odiándose un poco más que hace una horas por ser tan feos o tímidos. De todas maneras, dicen que lo importante es participar, intentarlo, aunque todo termine en una simple masturbación sobre la húmeda arena de la playa, oliendo unas bragas perdidas por cualquier despistada, con el olor de su excitado sexo aún adherido a ellas y encontradas, por casualidad, en el momento más álgido del clímax producido por la auto estimulación  genital y con los primeros rayos del sol iluminando, tenuemente, los esparcidos restos de la noche, las vomiteras soltadas en cualquier parte del paisaje matinal. Voy a salir a dar una vuelta.

Anuncios

6 comentarios en “Noche de San Juan

  1. Alicante es peor. La degeneración máxima tiene lugar esta noche cuando se queman las hogueras que han estado haciéndose durante meses, algunas más y otras menos artísticas (lo que lo llena todavía más de absurdo: si hacen algo que se parece al arte, ¿qué sentido tiene quemarlo?). Pero luego todo acaba igual: follando o masturbándose entre vómitos y música estridente.

    1. En el levante tenéis una afición un tanto especial con eso de quemar vuestros muñequitos, que si las Fallas, que si las Hogueras de San Juan. ¿Indultáis a alguna o todas a la pira?
      Como muy bien dices, luego todo acaba igual: follando o masturbandose entre vómitos y música estridente. Esta mañana todo el pueblo parecía un puto estercolero, he contado tres bragas y un par de tangas, sin dueña, claro.
      Un beso.

  2. No todo es follar, también recrearse en la relación, el encuentro y contraste de ideas… Si todo fuera follar solo pensaríamos en eso.
    Pues sí, es divertido captar imágenes tan humanas, la explosión de los sentidos.

    1. El verano me gusta únicamente en Islandia, en Laponia o en la misma Siberia; aunque he de reconocer que por estas latitudes tiene también su cara positiva, que no es otra que la escasez de ropa, con la que el género femenino luce su piel, con ese tinte tan moreno y agradable a la vista.
      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s