El escritor y sus fantasmas

Interior

Este libro —nos dice Ernesto Sábato en su pórtico— está constituido por variaciones de un solo tema, tema que me ha obsesionado desde que escribo: ¿por qué, cómo y para qué se escriben ficciones?-.No se responde a ello con una teoría formulada externamente como cuerpo de doctrina orgánico —aunque ciertamente sí lo sea, y con ejemplar rigor y lucidez, en lo profundo—, sino en una forma particularmente viva, al ritmo de los estímulos externos o interiores, en apuntes que —como señala Sábato— «tienen algo de “diario de un escritor” y se parecen más que nada a ese tipo de consideraciones que los escritores han hecho siempre en sus confidencias y en sus cartas».

“¿Qué hacemos, qué sentido tiene nuestro existir limitado y absurdo, en su insignificante rincón del espacio y del tiempo, rodeados por el infinito y la muerte? Hundidos en el precario rincón del universo que nos ha tocado en suerte, intentamos comunicarnos con otros fragmentos semejantes, pues la soledad de los espacios ilimitados nos aterra. A través de abismos insondables, tendemos temblorosos los puentes, nos trasmitimos palabras sueltas y gritos significativos, gestos de esperanza o de desesperación.”

La literatura importante es algo así como el reverso del mundo cotidiano, pues la creación es en muchos sentidos un acto antagónico similar al sueño, un intento de crear otra realidad, precisamente por el descontento hacia lo que nos rodea.”

La literatura, esa híbrida expresión del espíritu humano que se encuentra entre el arte y el pensamiento puro, entre la fantasía y la realidad, puede dejar un profundo testimonio de este trance, y quizá sea la única creación que pueda hacerlo. Nuestra literatura será la expresión de esa compleja crisis o no será nada.”

Ernesto Sábato, El escritor y sus fantasmas.

Mientras, sigo contemplando viejas fotografías, preguntándome, yo también, ciertas cosas; y sé que algunas no tienen repuesta, o al menos no las quiero oír en este momento. Vago por mis fotografías, por las que persisten y por las que desaparecieron, como desaparecieron, así mismo, esos instantes que intentaron captar.

Anuncios

4 comentarios en “El escritor y sus fantasmas

  1. hola quisiera que visiten mi blog y lean un comentario que realize sobre El Túnel de Sabato; hice el mismo en una suerte de ensayo cuando estudiaba periodismo en un instituto. Gracias

  2. si un ser humano vive 80 años con suerte para q molestarse en ser mejor dìa a dìa, para q crecer espiritualmente y todas esas cagadas… no serìa mejor ser un desalmado un barbaro acumulador de riquezas -en fin un hijo de puta- y dejar de lado aquellas otras sutilezas del alma y el confort interior q ningùn provecho nos daràn en la otra vida y menos en esta?

  3. El escritor no sólo escribe para crear otras realidades, también lo hace para desahogarse del peso que supone vivir.

    Más que para el resto, escribe para si mismo, pero lo muestra porque necesita conocer diferentes escapes, diferentes caminos.

    Un beso.

  4. Pues parece entonces que la fotografia es todo lo contrario que la literatura no?atrapando un instante de realidad efimera…….
    Ayer perdí un monton de fotografias y me ha dado una pena enorme aunque los instantes que contenian hubieran desaparecido mucho antes .
    Estas cosas no pasan con el reverso del mundo cotidiano.
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s