Añadidos I

El tiempo a veces transcurre a un ritmo distinto al de la realidad y entramos de lleno en esos recovecos que esconden la otra dimensión, la única que permite reconocernos como extraños pasajeros de un viaje incierto y que suele conducir a la confusión, a la extrañeza del uno hacia el otro.

Nunca somos los mismos, abrimos los ojos y despertamos, y entre medias hemos dejado atrás tantas cosas, que ya nunca seremos los de antes.

Suenan todos los relojes en mi interior, y no son cu-cus. Oigo un timbre estridente, un timbre de alarma y miro a los ojos de quien tengo delante y sólo veo la misma alarma existencial.

Anuncios

10 comentarios en “Añadidos I

  1. La realidad es lo real , a veces más rápida o más lenta que el tiempo y es ahí con presición donde nos reconocemos . Lo que se supone fuera del contexto cotidiano , es el enfoque de nuestro propio ser .
    Tu poesia tan bella como existencialista .

    Paz/

  2. Y menos mal que nunca somos los mismos, creo que la única recompensa de los tiempos malos y de los peores es el poder ser otros, dejar amontonada en una esquina de la habitación la piel de serpiente que hemos mudado a base de tropiezos y dolores, y también de alegrías y placeres, y reinventarnos sin darnos cuenta con cada amanecer. Un beso Javier y sigue por aqui de vez en cuando, se te añora.

  3. Es muy cierto que nunca somos los mismos…

    Tampoco volverán los momentos más intensos que vivimos en el pasado; pero quizá otros que no por ser diferentes su intensidad sea menor.

    Quizá sea un dejarse llevar. O hacer el caminoa ratos: unos dejándose, otros poniendo toda la carne en el asador…

    Un beso, te extrañaba.

  4. Mientras nos reconozcamos aunque sea como extraños, la cosa no está tan mal… El tiempo hace que cambiemos, que nos adaptemos a las circusntancias, pero al final mucho de nosotros permanece invariable… es lo que nos hace diferentes.

    Besazos.

  5. Querido Javier, me gustaría que el único reloj que mirases y el ruido que escuchases fuera el de las horas felices, de verdad que es lo que te deseo con el alma… Siento tus latidos existenciales dentro, con fuerza. Me alegra verte aquí y allí.
    Venga… duro con la vida muchacho, que sabes se te quiere…
    Besos… todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s