Parque sobrenatural Cabo de Gata-Níjar

“Que una realidad se oculte detrás de las apariencias es, a fin de cuentas, posible; que el lenguaje pueda reproducirla, sería ridículo esperarlo. ¿Por qué, pues, adoptar una opinión en lugar de otra, recular ante lo banal o lo inconcebible, ante el deber de decir y escribir cualquier cosa? Un mínimo de cordura nos obligaría a sostener todas las tesis al mismo tiempo, en un eclecticismo de la sonrisa y de la destrucción.” Cioran.
De nuevo en casa, de regreso a la rutina, al caos de siempre. Cogeré un gran libro de Tolstoi, o mejor sus Obras Completas, para diluirme en el tiempo y no tener la sensación de que estoy tan solo en esta noche de otoño. Más tarde, escribir o no escribir, he ahí la cuestión.
La pasión se consume rápidamente, cada cual tiene su tragedia privada. La verdad es que tengo tanto tiempo que no me da tiempo para hacer nada, lo pierdo a cada instante, de las maneras más absurdas y cuando me quiero dar cuenta ya estoy demasiado cansado para hacer algo, ni siquiera unas notas fragmentarias.
Me gusta mirar por la ventana cuando llueve, lo malo que por aquí llueve poco, por no decir poquísimo o rara vez a lo largo del año, y claro, con sol el piano como que no encanja tanto como con un día nublado. Será por esto por lo que tengo tan abandonadas las “Variaciones Goldberg”. He vuelto al Parque Sobrenatural de Cabo de Gata-Níjar, qué coño hago viviendo tantos años aquí. Lo que debes de hacer cuando estás atrapado es largarte… al instante.

Anuncios

4 comentarios en “Parque sobrenatural Cabo de Gata-Níjar

  1. tienes msn?
    Dame tu dirección y te agrego.
    He visto que tienes gmail. Pero creo que no acepta ese tipo de cuentas el msn.
    Espero impaciente…
    Tengo curiosidad contigo.
    Sonrisa_
    Con todos mis respetos eh?
    Te beso.

  2. No creo que me marche aún, y se me marcho sé que aquí he de volver siempre, se ha convertido en otro hogar.
    Me alegra saber de ti, aunque no sepa quien eres.
    Te beso yo también, sonrisa_

  3. No te largues todavía, quédate un poquito más aquí, en estas playas, en estos kilates de tierra fina, y caletas desnudas. Vivo cerca de tí, te he encontrado por casualidad, buscaba un Capitán. Y te he hallado.
    Curioso regalo de media noche.
    Te sigo leyendo.
    Te beso.
    Sonrisa_

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s